Follow by Email

jueves, 22 de marzo de 2012

Un café con Borges... un poema de Benedetti...


"Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído" - Jorge Luis Borges

Y en este caso yo le diría a Borges:

"Sí, pero..."

Qué atrevimiento, ¿no? Ponerle un pero a Borges...

Pero sí, creo que lo haría. En realidad, una vez que uno tiene el privilegio de encontrarse frente a Borges, no va a decirle que sí a todo y renunciar a la posibilidad de alargar esa conversación un poco más... y reflexionar sobre la vida, el tiempo, bibliotecas... ¿no? Y alargar un poco más ese café a media tarde en el Tortoni o, mejor, en el Ateneo de la calle Santa Fé.... Porque tampoco iba a ser tan tonta de tener la posibilidad de acudir a una cita con Borges y celebrarla en Madrid. No. Sería en Buenos Aires, a lo grande, una tarde de primavera del mes de octubre, tras un paseo por las librerías de Corrientes en busca de la última novela de Elsa Osorio, para tener algo que comentar en caso de un silencio incómodo por la impresión.

Le diría: "Sí, pero... uno escribe lo que escribe por quién es". Cierto que quién es, lo que uno es, sí lo es, como bien dices Jorge, como bien decís - después de haberle puesto un pero entiendo que puedo tutearle y dirigirme a él por el nombre de pila - por lo que ha leído. Y por lo que ha vivido. Y por lo que ha compartido. Y por las personas que ha ido eligiendo para que le rodeen, como dice otro gran literato con quien sería un privilegio sentarse a charlar. Y, en este caso, decirle: "Yes, but..."

"Life is partly what we make it, and partly what it is made by the friends we choose." - Tennesee Williams

Y le diría: "Yes, but...".
"Sí, pero... uno elige a sus amigos entre las personas con quienes le cruza el destino, ¿no? Y de entre aquellos que también le eligen como amigo a uno...". Y, como decimos en tantas ocasiones, la vida es muy corta... no da tiempo a cruzarse con tantos amigos como te gustaría... porque quién no elegiría, si no, a Borges como amigo para esas tardes en el Tortoni, o a Williams para charlar sobre teatro... Quién no querría que Benedetti le dedicara un poema, que Stendhal le enseñara francés, que Elsa Osorio le corrigiera sus textos dándole unas pautas clave para una buena narrativa... Quién no querría sentarse a traducir una obra de teatro de Yasmina Reza con Flotats...

La vida no me ha cruzado con Borges, pero sí en Estados Unidos con su traductor al inglés. Y sí me regaló una tarde sobre las tablas del Teatro Cervantes con el personaje creado por Mario Diament en Buenos Aires... Para mí, aquel viejito entrañable fue "mi amigo Jorge" por unas horas y me descubrío "Cita a Ciegas", una de las mejores obras de teatro que guardo en mi cofre de los tesoros...

Ver o leer teatro como ese... Te cambia... Y a mí me encanta leer teatro.

Y cerraría así el silogismo. Y no me quedaría más remedio que darle la razón a Jorge: "Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído"

No hay comentarios:

Publicar un comentario