Follow by Email

domingo, 10 de junio de 2012

Leader Dogs - Día 12

Día 12 - 7 de junio de 2012

Hoy estamos de cumpleaños, así que arrancamos cantando un cumpleaños bilingüe, al sonido de mi palmada (tras confabular contra el cumpleañero para pillarle desprevenido) en el autobús de camino a Rochester por la mañana.

Práctica de la mañana: Ruta P. Todo genial. Además, ya empezamos a hacer una breve sesión de obediencia en grupo antes de salir a hacer la ruta. Poco a poco los instructores irán añadiendo distracciones durante las rutinas de obediencia para ir complicando la cosa.Una de las distracciones que añadimos fue... cantarle de nuevo el cumpleaños feliz a Ramón. Unos días antes hubo otro cumpleaños y en el comedor saltaron todos los perros al unísomo cuando aplaudimos, así que los instructores quisieron practicar de nuevo aprovechando la ocasión...

Así que Ramón que decía que lo de los cumpleaños no le hacía mucha gracia... ya llevaba dos rondadas al balcón, cual tuna bilingüe... y... al medio día, el personal de la Residencia sorprendió a Ramón con un pastelito de cumpleaños y... de nuevo todos a cantar ;-) Y ahí aprovechamos para darle una camiseta del equipo de baseball de Detroit que le habíamos comprado y una tarjetita firmada por todos.

Por la tarde nos quedamos en la Escuela para hacer las fotos de carnet y de grupo y para las revisiones del veterinario. Lo de las fotos siempre es un momento divertido, porque se sientan en una especie de banquito con los perros al lado. Los perros se supone que suben por un escalón intermedio hasta el banco, pero hay de todo: el que se sube de un salto de golpe hasta arriba, el que lo intenta y se resbala, el que no se quiere subir porque está muy bien enseñado y ya sabe que a los asientos no se sube uno de ninguna de las maneras... ;-)

Y después del "park time" de las 8, hoy nos toca una práctica más: "Night Travel", es decir que nos fuimos a hacer prácticas nocturnas con los perros. La oscuridad se resistía a llegar al ser verano... pero al final terminó por anochecer. Hicimos una ruta cortita pero para los chicos siempre es interesante observar las diferencias tanto en ellos mismos como en los perros al trabajar con poca luz.

Menos mal que como la calle Main está en obras no pasamos por delante del pub irlandés. Si no sé de alguno que habría desaparecido misteriosamente a media ruta ;-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario