Follow by Email

viernes, 8 de junio de 2012

Leader Dogs - Día 8

Día 8 - 3 de junio de 2012

Ahora sí, la primera semana llega definitivamente a su fin. Y nos hemos ganado un día de descanso, pero... el "park time" no perdona, así que a las 6 amanecemos y a las 7.30 ya estamos metiéndonos un desayuno de campeones entre pecho y espalda.

Dedicamos la mañana a descansar... Yo me he ido dejando mil tareas pendientes para este día: mails, blog, prácticas de doblaje... pero luego llega el momento de la verdad y estamos tan cansados. Mientras estamos trabajando cada día, no siento que estemos haciendo tanto. Es llevadero: aprendemos, lo pasamos bien... pero en cuanto paras un segundo, te das cuenta de lo agotado que estás. Las neuronas no descansan ni un segundo... Ellos aprendiendo cada minuto mil cosas nuevas y yo haciendo equilibrios entre español e inglés permanentemente: en clase, en el bus, en las comidas... No es de extrañar que cada vez que vengo, a la semana de llegar ya sueño en inglés. Pero en inglés traducido, eh? No os vayáis a pensar... Como para terminar trastornado... Pero ya se sabe lo que dicen; sarna con gusto no pica ;-)

El caso es que terminas cansado y al final lo que te apetece es desconectar y relajarte sin pensar en hacer nada. Yo he ido a Rochester pueblo a dar un paseíto. Estaba muerto!!! Las calle Main está en obras, completamente levantada, como si hubieran fichado a Gallardón talmente. Con lo cual, las pocas tiendas y sitios que abran los domingos estaban cerradas, porque no pasa un alma por allí... Así que me quedé con las ganas de visitar mis tiendas favoritas de Rochester: la de los indios y la de los cowboys ;-) Only in America! jajajaja. Al menos, pude ir a la caza de ovejas pintadas. Encontré un montón más que no habíamos visto durante las prácticas. Os dejo aquí alguna y ya os iré enseñando más.

Luego volví a la Escuela y acompañé a los chicos a la tienda de regalos de la Escuela.Allí estuvimos viendo camisetas, gorras, pines, imanes, correas... Compraron algunas cosas y dejaron otras pendientes para el próximo domingo.

Después, Carrie les enseñó los "parques" que hay fuera en los jardines para llevar a los perros a jugar. Allí estuvimos explicándoles cómo debían jugar con los perros allí y las normas de uso para que todos los de la Escuela puedan disfrutar de las instalaciones. Los perros felices, allí correteando y olisqueando todo.Les pueden tirar unos juguetes de goma y es curioso ver cómo cada uno reacciona a su modo ;-)




 Y el tiempo que me quedó... estrenando mi Kindle con lo último de John Irving y avanzando con Rayuela, que ya pensaba haber terminado a estas alturas, pero como os digo, al final no le queda a uno mucho tiempo para nada y al final me veo de vuelta en el avión con él otra vez. Y no me puedo retrasar mucho, que luego me toca leerlo en la modalidad 2. Éste Cortázar... ¡qué guerra da!



No hay comentarios:

Publicar un comentario